Pasión desmedida, tanto en lo personal como en lo profesional.
Este artista multidisciplinar se enriquece constantemente de retos, cuya fuente principal de inspiración reside en su libertad creativa.
MeOne impregna todo su ser. Aquel grafitero adolescente requería regenerarse en un «nuevo yo» que le aportara seguridad. Y ahí surgió MeOne, su «álter ego». Dos personalidades en una.
La ilustración y el Graffiti son su maniqueísmo orden-caos, donde expresa su interés por la línea y el color. Formalmente destacan sus “peludos” y sus personajes oníricos, con cabezas, cuerpos y brazos desproporcionados. Su obra es catalogada por el artista como un viaje personal en el que sus mundos y figuras se interrelacionan con su “yo” interno. Protagonistas, “con una apariencia amable que esconden numerosos miedos, inquietudes y luchas internas”.
Acento Cultural forma parte activa de su vida, sin olvidar sus proyectos individuales.

Texto por Ricardo Ortega Olmedo Presidente de Acento Cultural
Back to Top